URCOPEDIA

Historia de la captación solar

Los griegos, hace más de 2.500 años, comenzaron a diseñar sus casas para captar la radiación solar durante el invierno. La cultura helénica fue la primer en aprender activamente a construir sus casas para beneficiarse de los rayos solares en los moderadamente fríos inviernos y evitar el calor del Sol en los cálidos veranos. Y así nació la arquitectura solar: el diseño de los edificios de forma que mejoren el aprovechamiento solar.
Los romanos tomaron lo mejor de los griegos en materia de aprovechamiento solar. Emplearon el vidrio en el cerramiento de las ventanas con el objetivo de incrementar la ganancia de calor solar. Trataban de evitar las pérdidas de calor y aplicar el aprovechamiento solar para invernaderos y edificios públicos tales como los baños. Estos primeros “invernaderos” recogían mucho mejor la radiación solar y multiplicaban el número de cosechas a lo largo del año.
El primer “aparato” mecánico que funcionó sin ningún combustible y únicamente con la fuerza del Sol lo diseñó el francés Agustín Mouchot, en 1866. Un reflector cónico hacía que toda la superficie de una caldera recibiera y absorbiera la radiación solar y pudiera mover una máquina de vapor. Este “invento” podía generar el suficiente calor como para mover un motor de medio caballo a razón de 80 impulsos por minuto.

delante
Inicio